El 19 de marzo de 1989 -mes y medio después de la caída de la dictadura stronista-, más de un centenar de militantes del movimiento obrero, campesino, estudiantil y popular de Paraguay fundamos el Partido de los Trabajadores (PT). Concretando el trabajo que durante 5 años venían desarrollando desde la clandestina Organización Socialista Revolucionaria (OSR).

Desde sus inicios, la organización concibió la necesidad del internacionalismo, y por tanto, de la construcción de un partido mundial. Así, desde 1987 es parte de la Liga Internacional de los Trabajadores – Cuarta Internacional (LIT – CI).

Conferencia PT

El PT se fue construyendo en las luchas

Ya en el primer número del “El Socialista” periódico del partido, que vio la luz en abril de 1989, el PT abogaba por “la necesidad de iniciar un vigoroso proceso de formación de nuevos sindicatos para defender los derechos  de los trabajadores y la trabajadoras y la unidad de todos los sectores que luchan para enfrentar con posibilidades de  victoria la pelea por las reivindicaciones más sentidas y urgentes”.

La caída de Stroessner produjo un ascenso, quizás sin precedentes en la historia del país, en la organización y en las luchas de la clase trabajadora y de los sectores populares, que venían maniatados por décadas. Se produjo una explosión de luchas, huelgas en las ciudades y de ocupaciones masivas en el campo. Militantes del PT tuvieron destacada participación en esas luchas, y  al calor de las mismas se construía el partido.

Se dieron masivas ocupaciones de tierra, y decenas de ellas estaban encabezadas por militantes del partido, conquistando miles de hectáreas para el campesinado pobre, levantando la bandera de una reforma agraria radical.

Las y los militantes del partido han sido parte de la construcción de importantes organizaciones campesinas, como la Federación Nacional Campesina (FNC), la Mesa de Organizaciones Campesinas (MCNOC), y la Central Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Populares (CNOCIP).

Desde 1984 militantes de la corriente han intervenido en el frente sindical en la Agrupación Independiente de Trabajadores (AIT) y luego el Movimiento Intersindical de Trabajadores (MIT) antecesora de la Central Unitaria de los Trabajadores CUT de la cuál decenas de militantes del partido fueron fundadores. Las y los militantes del PT en los últimos años han dedicado sus esfuerzos en construir un espacio para la recuperación del movimiento sindical, luego de la crisis de los 90. Varios años, compañeros y compañeras estuvieron construyendo la Mesa Coordinadora Sindical, y el 20 de noviembre del 2010 se funda la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT), heredera de la MCS, una organización clasista, independiente, democrática y de lucha que está al servicio de la defensa de los derechos e intereses de la clase trabajadora, del campesinado y de los demás sectores populares de nuestro país.

Militantes del partido también estuvieron en los procesos de organización estudiantil, tanto secundaria como universitaria y en las luchas de sectores contra la opresión, considerando prioritaria la lucha de las mujeres, siendo por mucho tiempo en único partido de izquierda que se posicionaba públicamente con reivindicaciones sobre la salud sexual y reproductiva y la diversidad sexual.

El Partido de los Trabajadores en toda su historia participó en las  luchas que emprendió el pueblo trabajador, en su lucha por la democracia que se inició en contra la dictadura, en el marzo paraguayo de 1999 también en las luchas anti imperialistas, contra las  privatizaciones, y contra las leyes represivas, como la Ley Antiterrorista y contra la criminalización de las luchas sociales.

El PT presentó alternativas clasistas y socialistas en las elecciones

A pesar de que entendemos que un cambio radical de la sociedad se hará desde las organizaciones de la clase y con los métodos de la lucha social, el partido también considera importante participar de las elecciones, y lo ha hecho en todas las nacionales desde su fundación, entendiendo que los revolucionarios tenemos que presentar una alternativa política que se contraponga a los partidos de los patrones y latifundistas lacayos del imperialismo, cada vez que se pueda.

En 1993, conformamos el frente electoral Unidad de los Trabajadores y el Pueblo, en alianza electoral con otras organizaciones de izquierda, candidatando como Presidente del la República a Coco Arce, así como en el 2003 fue parte de Izquierda Unida, candidatando al dirigente campesino Tomás Zayas. En el 2008 a pesar de buscar alianzas, por primera vez el Partido de los Trabajadores se presenta sólo a las elecciones, debido que las demás izquierdas apoyaron a la candidatura de conciliación de clases de Lugo/PLRA. El PT presenta lista completa y candidata al dirigente sindical Julio López. En las últimas elecciones del 2013, teniendo a la derecha tradicional representada en los candidaturas de Cartes (ANR) y Efraín Alegre (PLRA), y al reformismo y en continuismo luguista en Mario Ferreiro (Avanza País) y Carrillo Iramain (Frente Guazu), presentamos nuevamente a Coco Arce como candidato a la presidencia.

Tenemos el orgullo de decir que permanecemos fieles al clasismo, a la estrategia de construir el socialismo con los métodos revolucionarios y de no haber capitulado al gobierno de frente popular de Lugo/PLRA. No es un hecho cualquiera, pues eso sucedió con casi la totalidad de la izquierda cuya vinculación con el gobierno es orgánica y ya tiene base material.

Compartir