A continuación transcribimos una carta enviada el 16 de junio de este año por los dos sindicatos de trabajadores de la Universidad Católica de Asunción, dirigida al Arzobispo Edmundo Valenzuela.

Tomando en consideración la manifiesta decisión del Papa Francisco de combatir frontalmente, no solo la pedofilia, sino también a sus encubridores, situación que se ha patentizado con el caso reciente de los Obispos chilenos, quienes tuvieron que presentar sus renuncias al Papa por el caso de abusos sexuales, en nombre de los Sindicatos de Trabajadores y de Empleados de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción” y como miembros de la Comunidad Universitaria, nos dirigimos a usted con el objeto de manifestarle cuanto sigue:

Han transcurrido casi dos años de la conformación (a instancias del Arzobispado de Asunción) de la Comisión de Investigación para dilucidar los hechos relacionados a las denuncias contra el sacerdote argentino Carlos Ibañez, acusado de abuso contra menores, sin que hasta la fecha se tenga ningún resultado de la misma.

Como usted sabe, este personaje ha engañado a la justicia, tanto argentina como paraguaya, eludiendo el cumplimiento de su pena a través de chicanas jurídicas y además se ha burlado de la Iglesia, de la Universidad y la feligresía paraguaya, pues el mismo usurpó de manera alevosa tanto el hábito de sacerdote actuando con sectores vulnerables como son los niños, así como también la delicada función de docente universitario, en la Universidad Católica y en otras instituciones.

En esta investigación también estaba pendiente el esclarecimiento de ciertas responsabilidades como es el caso que afecta al Rector de la Universidad Católica, Pbro. Narciso Velázquez, quien según la Catequista Patricia González, había tomado conocimiento de este caso a través de una denuncia que ésta le hiciera y sin embargo no se tomaron las medidas correspondientes. Este hecho fue corroborado por el Padre Antolín Valenzuela en una conversación llevada a cabo en el Ex Seminario Metropolitano, según consta en la investigación, llevada a cabo por periodistas del Diario La Nación.

En la investigación de la mencionada Comisión también hemos sido convocados los funcionarios y los dirigentes sindicales que veníamos exigiendo el esclarecimiento de los hechos. Cabe recordar que la denuncia realizada por la mencionada Catequista, fue ratificada en las declaraciones que hiciera a la Comisión de Investigación.

Consideramos que tanto la Comunidad Universitaria así como la feligresía en su conjunto merecen conocer los resultados de esta investigación, por la credibilidad y la imagen de la Iglesia Católica así como las de la Universidad, nosotros no descansaremos hasta que se aclaren estos hechos. Tanto la Universidad como la Iglesia Católica no pueden actuar como los políticos y jueces corruptos que actúan con la política del “opa reí”, la feligresía no se merece esto.

Los trabajadores de la Universidad venimos siendo perseguidos por el Señor Rector Narciso Velázquez, quién despidió arbitrariamente a los principales dirigentes sindicales. Estamos convencidos de que una de las razones de esta injusta e ilegal decisión de despido, es haber exigido esclarecimiento de las circunstancias que representarían hechos de encubrimiento a abusadores de menores.

Por estas consideraciones, una vez más, les solicitamos se publiquen los resultados de la mencionada investigación,

CESAR BENITEZ
SINDICATO DE EMPLEADOS ​​

JULIO LOPEZ
SINDICATO DE TRABAJADORES

Compartir