Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) invadieron la casa de la familia Tamimi en la ciudad de Nabi Saleh (Cisjordania ocupada) en la madrugada del martes 19 y sacaron a la fuerza a la joven de 16 años que se había enfrentado con un policía israelí unos días antes.

Por: Gabriel Huland

El estado sionista le acusa de agresión e incitación a la violencia. El arresto se dio tras la viralización de un video en el que Ahed aparece enfrentándose a un policía israelí después de que las FDI hubiesen disparado a su primo Mohammad (15 años) hiriéndole en la cara con una pelota de goma. Los soldados israelíes se encontraban dentro de una propiedad de la familia Tamimi cuando se dio el altercado. En este momento, la madre de Ahed, Nariman, también se encuentra detenida y su padre, Bassem, fue citado a declarar ante la corte militar de Ofer, cerca de Ramallah.

Ahed se ha convertido desde hace unos años en todo un símbolo de la lucha palestina al representar la nueva generación de jóvenes que se enfrenta diariamente con los crímenes cometidos a diario por las fuerzas de ocupación israelíes. Por ser joven y mujer sufre doblemente las formas de opresión a las que está sometida toda la sociedad palestina.

El ministro de educación de Israel, Naftali Bennett, un radical de derecha miembro del partido religioso Hogar Judío, afirmó que la joven de 16 años debería permanecer en la cárcel el “resto de sus días”. Las Fuerzas de Defensa de Israel publicaron en las redes sociales el video del momento en que varios soldados entraron violentamente en la casa de los Tamimi y llevaron a la joven en medio de la noche.

Crece la resistencia a la ocupación sionista

La detención de Tamimi se da en medio de un aumento de las tensiones en Palestina tras el anuncio por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, del reconocimiento de Jerusalén como capital del Estado judío. Desde entonces, hemos visto un crecimiento de las movilizaciones y acciones de resistencia en los territorios ocupados de Cisjordania y otras partes de la región. Algunas organizaciones hablan de una nueva Intifada, haciendo referencia a los dos últimos levantamientos masivos de la población palestina contra la ocupación de Israel, en 88 y 2000.

Israel, por otro lado, se ve más reforzado que nunca por el apoyo incondicional de Trump a sus políticas de ocupación y limpieza étnica en territorios palestinos. La imagen de una joven activista enfrentándose y haciendo retroceder a un soldado israelí representa una desmoralización a las fuerzas de ocupación y no podría pasar inadvertida. Las autoridades israelíes quieren convertir a Ahed en un ejemplo de lo que puede suceder a los que se levantan contra Israel.

Sin embargo, el efecto de la detención de Ahed parece ser distinto al intencionado por autoridades israelíes. Están programados actos de solidaridad y por la libertad de la joven activista en distintas partes del mundo y se está realizando una enorme campaña en las redes sociales contra esta detención arbitraria. Por otro lado, si sumamos a todo eso la fragorosa derrota de EEUU en la asamblea de Naciones Unidas que votó por 120 votos a favor y 9 contrarios una resolución rechazando la medida de Trump sobre Jerusalén, podemos concluir que el aislamiento internacional de EEUU e Israel aumenta.

Aunque se trate de una resolución bastante limitada, una vez que las NNUU no tiene ningún poder real sobre las grandes potencias y en los hechos siempre ha sido un aliado de Israel en sus políticas racistas y de ocupación, la desmoralización internacional de Israel es un factor muy relevante en esta cuestión. Si todo eso viene acompañado de un fuerte proceso de movilización, Israel puede verse obligado a libertar a Ahed y sus familiares.

Nabi Saleh simboliza la lucha palestina

Nabi Saleh es un pueblo histórico situado a 20 km de Ramallah, en la Cisjordania ocupada. Tiene una población de poco más de 600 habitantes, pero se ha convertido en un referente internacional de la lucha palestina contra la ocupación sionista.

La colonia de judíos ortodoxos Halamish, considerada ilegal por el derecho internacional, se estableció en la zona en 77 y viene extendiendo su territotio ininterrumpidamente desde entonces. El derecho israelí autoriza y legitima la confiscación de tierra palestina, basándose en una interpretación falaz de una ley otomana, cuando esta se considera vacía e inutilizada. Los colonos no sólo se están apropiando de tierras, como también de las fuentes de agua utilizadas por los habitantes de Nabi Saleh.

Desde 2009, la población local viene realizando protestas semanales (cada viernes) para hacer público su situación y denunciar el intento de expulsión que sufren por parte de los colonos secundados por el Estado de Israel. La familia Tamimi organiza las protestas, que siguen hasta hoy, habiendo logrado despertar la atención de varios medios internacionales, aunque actualmente, antes de la prisión de Ahed, el conflicto estaba un poco olvidado. Distintas organizaciones de derechos humanos, incluso de Israel, han apoyado y participado de las protestas junto a los habitantes de Nabi Saleh.

La lucha de Nabi Saleh es la lucha del pueblo palestino por su derecho a vivir dignamente en su territorio. Nabi Saleh merece todo nuestro apoyo y solidaridad. Ahed simboliza el espíritu de la nueva generación de jóvenes que seguirán levantando la bandera palestina contra la ocupación sionista. Simboliza el nuevo ante los viejos partidos palestinos que se han acomodado y no piensan enfrentarse seriamente al Estado de Israel. ¡Libertad a Ahed Tamimi! ¡Libertad a todas y todos los presos políticos palestinos!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here