Hace más de dos años las y los trabajadores de la Universidad Católica vienen denunciando la abierta violación del Contrato Colectivo de Trabajo por parte de las autoridades, encabezadas por el propio rector, presbítero Narciso Velázquez. Además los trabajadores denuncian la ausencia de guarderías en las sedes de la misma, transgresiones que persisten pese a los constantes reclamos y ninguneo de la patronal.

La comunidad educativa de la Universidad vive momentos muy difíciles, la huelga de los trabajadores se desarrolló en un clima de bastante hostilidad. Esto es así, considerando no sólo la actitud de desprecio y atropello sistemático hacia los trabajadores, sino también se vio reflejado en los hechos que suscitaron la arremetida violenta –por parte de las autoridades de la facultad de derecho a instancias del Rector y estudiantes gorilas  de dicha facultad- contra estudiantes de filosofía, quienes estaban en toma en la sede central de la misma, que exigían –junto a docentes-,  la democratización de la universidad y al mismo tiempo denunciaban el manejo autoritario por parte del Rector, así como la necesidad de la reforma estatutaria de la UCA.

El autoritarismo  campea en la alta casa de estudios sin que existas visos de cambio a pesar de los significativos reclamos de estudiantes y docentes que se granjearon el apoyo y solidaridad de distintas organizaciones sociales e incluso de los medios masivos de comunicación.

Las medidas aplicadas por el remedo de dictadorcillo de Velázquez, con relación tanto a estudiantes como trabajadores, forma parte del acatamiento que la iglesia adopta en consonancia con la política gubernamental que incentiva una modelo educativo mercantilista, con un perfil proyectado al estimulo, reproducción y justificación de lo peor de la barbarie del sistema capitalista; teniendo como contracara de esta política la precarización laboral, la persecución a los trabajadores y la destrucción de sus organizaciones.

La lucha que emprenden los trabajadores a través de la legítima medida que impulsan los sindicatos de la UCA obedece, por un lado, al desconocimiento de las obligaciones laborales por parte de la patronal y por otro lado, se busca torcer la actitud arbitraria, corrupta e inhumana con la que se manejan el rector y que ponen en peligro elementales y genuinos derechos conseguidos en arduas luchas por las y los trabajadores.

Ante las flagrantes violaciones de derechos por parte de las autoridades universitarias, apañado a su vez por la alta jerarquía eclesial, desde el Partido de los trabajadores, saludamos la victoriosa medida adoptada por los sindicatos llevada a cabo el 13 de octubre pasado, el cual contó con el acatamiento de un 90% aproximadamente de los trabajadores de la institución, y al mismo tiempo, hacemos celebramos la solidaridad de distintas organizaciones sindicales sociales para llevaron de manera activa a la lucha que se emprendió.

Logros de la victoriosa Huelga

La victoria de los trabajadores tiene una significancia política de carácter histórico; teniendo en consideración no sólo el alto acatamiento, sino también que se trata de la primera experiencia de huelga que llevan adelante con la participación activa de las y los trabajadores en los piquetes enfrentando a la patronal y su nefasta política. Este último aspecto pone de manifiesto la confianza de las y los trabajadores en su organización y dirección y el fortalecimiento de los sindicatos que ante la actuación conjunta exitosa hoy se pone en perspectiva la unificación de ambos sindicatos.

A pesar de las mentiras y maniobras de la patronal, la victoriosa huelga forzó la instalación apresurada de una guardería en la sede central de la Universidad, faltando aún una en el campus universitario.

Segunda Huelga de 10 días VS ataques y persecuciones de la patronal

Hoy los trabajadores proyectan la realización de una huelga de 10 días para que se cumpla con todas las demás reivindicaciones levantadas.  La respuesta de la patronal es la apertura de un sumario ilegal a los dirigentes principales que impulsaron la huelga por su supuesta participación en la toma estudiantil.

A pesar de las mentiras, maniobras y arbitraria medida en que se enmarca la clara persecución sindical, los y las trabajares/as de la UCA están más fortalecidos y con la convicción que sólo la lucha cambiará la vida de cada uno de ellos/as. La preparación de la segunda huelga de 10 días camina pronta y segura sin intimidarse por las presiones de Narciso y su séquito de obsecuentes corruptos y perversos.

¡Por el respecto y cumplimiento del Contrato Colectivo!

¡Guarderías ya!

¡Basta de persecución sindical!

¡Abajo Narciso Velázquez y su camarilla corrupta y autoritaria!

¡Vivan las y los trabajadoras/es de la UCA!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here